Tratamiento para la Artrosis

Preguntas frecuentes sobre la artrosis y el tratamiento local

Información que debe conocer sobre la Artrosis...
+¿Cuáles serán los casos para la cirugía?

Hay dos indicaciones indiscutibles:

1) la pérdida casi total para realizar las actividades de cada día, como ser, el sentarse y levantarse de una silla, por ejemplo; o bien,

2) que el dolor sea tan constante y tan insoportable que el paciente no quiera o no pueda vivir con él.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el advenimiento de los últimos adelantos en materia de tratamientos locales, como los que hemos comentado hasta ahora, han reducido a un mínimo los casos por cuya gravedad y descuidada evolución sólo pueden mejorarse con la cirugía, a la que hay que llegar por no haber recurrido tempranamente a la ayuda de los tratamientos que ofrece la Medicina Preventiva.

+Doctor, ¿quiere decir usted que el paciente ya no está más "obligado" a sufrir?

En efecto, el proceso no se puede detener en forma total, pero se puede reducir muchísimo la velocidad de su evolución durante períodos muy prolongados de tiempo, en los que indudablemente se irán agregando otras conquistas, en las formas de tratamientos, completando los excelentes resultados obtenidos hasta ahora, que permiten a los enfermos volver a vivir como seres normales, sin dolor y sin temor a la invalidez, que hasta antes de este tipo de tratamientos se insinuaban siempre.

+En definitiva, ¿qué resultados pueden esperarse con el tratamiento que ustedes mismos comprobaron y realizan actualmente?

Hemos podido constatar lo siguiente:

1) Disminución o desaparición del dolor que es una queja que domina el día y la noche de los pacientes.

2) La tumefacción e hinchazón, que acompañan al proceso inflamatorio, son rápidamente resueltos y vueltos a la normalidad.

3) El paciente por sí mismo nota el curso favorable de su enfermedad, sin notar los fenómenos de intolerancia que tuviera siempre, al tomar medicamentos que afectaban su hígado.

4) Con el método local de tratamiento, la evolución de la artrosis se hace mucho más lentamente que en los casos no tratados con este método, lo que puede comprenderse, entendiendo que un remedio colocado totalmente en el sitio donde es necesario para actuar, como ser dentro de las articulaciones, será mucho más rápidamente efectivo que una medicación dada al mismo paciente por vía bucal o intramuscular, del que sólo una pequeña parte llegará a la zona afectada.

5) A pesar de factores agravantes, como pueden ser el tipo de vida que lleve el enfermo, su estado de fatiga o su profesión, los resultados positivos se obtienen igualmente y son duraderos.

6) La evolución del proceso se retrasa notándose una revitalización de los tejidos que rodean a la articulación enferma.

7) En el transcurso de los años, los brotes de dolor pueden aparecer por cortos períodos aunque de intensidad mucho menor y sin complicaciones, notándose "por el contrario" qué si el tratamiento se instala lo más precozmente posible, las posibilidades de buena evolución clínica son sorprendentes.