Artrosis tratamiento local personalizado
Osteoporosis tratamiento preventivo



¿ QUE ES LA ARTROSIS ?

La artrosis es una enfermedad producida por la alteración del cartílago, uno de los tejidos que forman las articulaciones, lo que origina la aparición de dolor y en ocasiones la pérdida de su movimiento normal. La palabra artrosis es una de las más conocidas por la población y habitualmente es entendida como una grave enfermedad, que durará para siempre y que va a comprometer seriamente la calidad de vida de las personas que la padecen. La artrosis es la enfermedad reumática más frecuente. La artrosis puede aparecer en cualquier articulación del organismo pero generalmente afecta a las de los dedos de las manos, las del pulgar, las rodillas, las caderas, el primer dedo del pie y la columna cervical y lumbar. La artrosis de otras articulaciones como los hombros, los codos o las muñecas es poco frecuente y cuando aparece, es consecuencia de un traumatismo, otra enfermedad articular anterior o por un uso indebido de la misma.

¿QUE ES LO QUE OCURRE EN LA ARTROSIS?

En la artrosis es la articulación misma la que se altera y con el tiempo, todos los tejidos que la rodean se verán comprometidos.
Las alteraciones producidas por la artrosis ocurren en varias fases consecutivas.

¿ CUALES SON LAS CAUSAS DE LA ARTROSIS ?

Las causas de la artrosis son múltiples y a menudo aparecen juntas en la misma persona, por lo que sus posibilidades de desarrollar la enfermedad aumentan.

Tales causas pueden ser : Envejecimiento, Herencia, Obesidad, Trastornos por sobrecarga, Lesiones locales y/o Exceso de uso.

¿ QUE ES LA OSTEOPOROSIS ?

La osteoporosis es una enfermedad en la que el hueso se vuelve más poroso, aumentando el número y la amplitud de las cavidades o celdillas que existen en su interior. De esta manera, los huesos se vuelven más delgados y frágiles, y resisten menos los golpes, rompiéndose con facilidad. Son precisamente las fracturas las que originan los síntomas de esta enfermedad y condicionan su importancia y repercusión sociosanitaria.

¿PORQUE SE PRODUCE LA OSTEOPOROSIS?

Existe una pérdida natural de masa ósea que comienza muy poco después de haberse alcanzado el valor máximo, suele ser muy lenta (alrededor del 0,5% por año), y dura el resto de la vida. En los varones, sólo en casos de larga vida, con un valor bajo del pico de masa ósea en la juventud, se desarrolla la osteoporosis. La mujer ha sido peor tratada por la naturaleza en lo que respecta al metabolismo óseo. En primer lugar, su valor de pico de masa ósea, alcanzado durante la época de la madurez esquelética, es inferior al del varón (hasta un 30-50% menor). Además, cuando llega la menopausia, al cesar la producción de hormonas por el ovario, algunas mujeres, no todas, pueden sufrir una pérdida más acelerada y rápida de masa ósea que llega a producir la llamada osteoporosis postmenopáusica, sin duda la forma más frecuente de osteoporosis. Al tener las mujeres un valor menor de la cantidad máxima de masa ósea y sufrir la osteoporosis es más fácil también que lleguen a tener cantidades de masa ósea que estén por debajo del límite mínimo de resistencia del hueso a los golpes. Se producen, así, las fracturas, la peor consecuencia de la enfermedad osteoporótica. Además de la osteoporosis de la menopausia existen otros tipos de osteoporosis mucho menos frecuentes que pueden aparecer como consecuencia de enfermedades endocrinas, reumáticas inflamatorias, enfermedades de la sangre o del hígado, o condicionadas por la toma de determinados medicamentos.

FACTORES DE RIESGO DE LA OSTEOPOROSIS

Es preciso aclarar que no todas las mujeres van a desarrollar osteoporosis después de la menopausia. Se suelen considerar como factores de riesgo para el padecimiento de osteoporosis en mujeres tras la desaparición de la regla los siguientes: La pérdida temprana de la menstruación (por ej. antes de los 45 años). El tener antecedentes en la familia de esta enfermedad. La vida sedentaria, con poco ejercicio físico y poco desarrollo de la masa muscular. El ingerir poca cantidad de calcio con los alimentos. El tabaco y el abuso del alcohol. El no haber tenido hijos. Existen una serie de análisis y de estudios radiológicos que, aplicados a la mujer con estos factores de riesgo, permitirán a los reumatólogos identificar a aquellas que estén sufriendo una pérdida rápida y acelerada de hueso, tras la menopausia, y, de esta forma, tomar las medidas preventivas necesarias para evitar el descenso excesivo de la cantidad de masa ósea. Se intentará, así, evitar que los huesos se vuelvan fácilmente quebradizos y aparezcan las fracturas.

 

Ingresar a OFIPRA

Oficina de Información para la prevención del Reumatismo y de la Artrosis
 
 
Dirección médica de lucha contra la Osteoporosis